¿Sabes cómo escribir la conclusión de tu TFG?

¿Sabes cómo escribir la conclusión de tu TFG?

La conclusión es la última oportunidad de impresionar al lector. Por esta razón, las conclusiones son muy importantes. 

Tu objetivo no es incluir nueva información; sin embargo, tampoco debes repetir todo lo que ya has expresado. Aprender a elaborar una conclusión ingeniosa e interesante es fácil, si tomas en cuenta éstos pasos:

Escribe una oración de apertura para la conclusión: Recuerda, no debes incluir nueva evidencia para la idea principal. Evita escribir cosas como “En conclusión” o “Para concluir”, ya que estas frases sirven en presentaciones orales. En este caso, el lector puede notar que está cerca del final del trabajo y no necesita que se lo digas.

Trata de usar una frase que dé fuerza a la evidencia y a los ejemplos: como “La evidencia que se mostró anteriormente demuestra que…” o “Finalmente…”.

Reformula la tesis, el argumento o la idea principal: Recuerda, esta es tu última oportunidad de lograr que el lector se interese. Permite que el ensayo complete la idea y haz énfasis en el punto principal por última vez.

Evita reformular la tesis palabra por palabra: El lector puede haber leído la tesis más de una vez y no requerir leer las mismas frases una vez más. Escribe la tesis de una manera nueva y creativa.

Resume los puntos más fuertes: La conclusión no debe ser simplemente una versión condensada del trabajo, sino que debe abordar los puntos principales. Recuerda que el lector ya ha entendido esta información, así que no debes aburrirlo repitiendo exactamente lo que escribiste antes en una versión abreviada. En cambio, trata de escribir cosas como las siguientes:

  • Por las razones mencionadas, (la tesis).
  • Debido a (la evidencia mencionada antes), queda claro que (la tesis).
  • Como puede notar el lector, los ejemplos anteriores (haz una lista de los ejemplos aquí) demuestran que (la tesis).

 

Deja al lector con una impresión duradera: Tómate el tiempo para hacer al lector una pregunta provocativa que haga que tu trabajo se quede en su mente después de que haya terminado de leerlo. Has aclarado tu punto, ahora debes decirle al lector la razón por la que le debe importar lo que has escrito. Puedes lograrlo de distintas maneras, por ejemplo:

  • Haz una llamada a algún tipo de acción. Si escribes un trabajo acerca de cuán difícil es entrar a una universidad de cuatro años, sugiere una manera en que el lector pueda luchar por tu causa.
  • Termina con una advertencia. Si escribes un trabajo acerca de la contaminación, da un estimado de los efectos de la contaminación continua en los próximos años.
  • Evoca una imagen. Si escribes un trabajo literario acerca de una novela que te han asignado en clase, termina el trabajo con una referencia a una escena significativa del libro y pinta una imagen con detalles sensoriales.
  • Compara tu argumento o tu idea principal con algo con lo que se pueda identificar el lector. Trata de hacer una conexión.
  • Sugiere resultados. Expresa qué cambios ocurrirían si se respaldaran tus ideas.
  • Incluye una cita. Si escribes un trabajo literario, escoge una cita poderosa del texto que apoye la tesis. Si el trabajo no es literario, escoge una cita poderosa de cualquier fuente que puedas relacionar con el tema.
No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies