10 recomendaciones para escribir los resultados de tu TFG

  • Categoría de la entrada:blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Después del arduo trabajo de haber creado el diseño de tu investigación, después de haber reunido la información pertinente y llevado a cabo todo el trabajo de análisis y reflexión, llega el momento culminante de todo este esfuerzo: redactar los resultados a los que llegaste, escribir tus conclusiones. Esto representa nada más y nada menos que el conocimiento que has adquirido como producto de tu investigación; es esto lo que vas a transmitir de seguidas.

Ahora, para la redacción de los resultados, es posible que solo necesites pensar en el mejor modo de desandar el camino recorrido. Es está la clave para la redacción y presentación final de los conocimientos adquiridos.

  1. Cuando vas a presentar el producto de todo tu trabajo debes mostrar a los lectores no solo los resultados alcanzados sino también, el modo como procediste para obtenerlos, el enfoque que utilizaste para tus análisis, los conceptos clave de referencia y las fuentes en las que te apoyaste a lo largo de todo el proceso de la investigación. Esta presentación es otra parte del trabajo de no poca complejidad.
  2. Recuerda que tienes que incorporar los dos elementos clave:
  • El problema de la investigación, la incógnita que esperabas resolver.
  • Tu hipótesis, es decir, tu respuesta alternativa al problema que te formulaste.

Dicho en pocas palabras, los resultados de la investigación son la respuesta que pudiste darle al problema planteado y además, la verificación (o no) de tu hipótesis de trabajo. Tales resultados son el conocimiento que adquiriste con ella. Para completarla tuviste que seguir algunos pasos precisos hasta llegar al punto final.

Entonces ¿cuáles otros elementos debo considerar en mi redacción?

Cuando terminaste tu investigación y lograste contestar a la incógnita o problema que te planteaste al inicio, cuando pudiste validar o desmentir tu hipótesis de trabajo tienes lo que andabas buscando: una respuesta. Esto equivale, en resumidas cuentas, al propósito de tu trabajo. Ten presente que, desmentir tus hipótesis no quiere decir que la investigación estuvo mal hecha. La ciencia busca la verdad, no busca comprobar que tienes la razón.

Para exponer tus conocimientos adquiridos, necesitarás:

  1. Presentar en términos enunciativos ese conocimiento alcanzado. Y esto puedes hacerlo fácil y perfectamente en un párrafo.
  2. Acto seguido te corresponde adjuntar todas las explicaciones que hagan falta para describir y demostrar cómo fue el proceso de llegar hasta ahí.

El conocimiento que has adquirido es lo que se puede llamar en el contexto de la exposición, la presentación de tu Idea Central.

  1. Debes ir acompañada del conjunto de los argumentos que te condujeron hasta ella; a estos argumentos, que constituyen la estructura del trabajo, se les conoce como las Ideas Principales en tu reflexión. 
  2. Pero con esto no basta, además necesitas anexar los elementos comprobatorios que muestran el rigor de tu reflexión, las pruebas.

La estructura general de tu redacción

Cuando ya tienes en tu cabeza la visión de todo el conjunto de ideas descrito, tienes (aunque no le creas) la estructura integral de tu redacción.

  1. La Idea central es la piedra angular de tus resultados y el resto de la información son los elementos estructurales más sus fundaciones y los vas desplegando uno tras otro, en una necesaria secuencia lógica. 
  2. Las tres referencias que pueden (y van a) orientar tu redacción tienen que ser: el Qué, el cómo y el por qué.

¿De cuál otra manera se puede expresar esta estructura? ¡Es muy fácil!

El qué representa lo que aprendiste y quieres decir, tú conocimiento.

El cómo representa la descripción de sus puntos o elementos fundamentales (estructurales) y finalmente

el porque,

representan los elementos comprobatorios o demostrativos de todo aquello que vienes explicando. Cada segmento de la escritura de tu informe es más explícito o detallado que el anterior.

Por lo demás, la redacción se trata también de un asunto que conlleva cierto carácter literario. Después de todo…

  1. La escritura de un informe científico por ser ideas puestas sobre papel, tiene una parte o aspecto, que se puede relacionar con literatura. Va a ser escrito para cualquier lector que tenga acceso a él, por tanto 
  2.  Debe ser atractivo en su lectura, debe ser accesible, claro, coherente, fluido, lógico y por encima de todo, convincente.

La presentación de los resultados de tu investigación dicho de otra manera, es una exposición general de toda la investigación que realizaste y por esto sería imperdonable que estuviera mal escrito.

10 recomendaciones para escribir los resultados de tu TFG

Deja una respuesta