5 reglas mnemotécnicas para memorizar con éxito

5 reglas mnemotécnicas para memorizar con éxito

Se acercan los exámenes y los nervios pueden ser traicioneros. Te contamos cómo estas sencillas reglas mnemotécnicas te pueden ayudar a superar esa prueba que tanto dolor de cabeza te ha dado.

Estudiar no es algo que, en general, sea muy divertido. Sobretodo si toca hacerlo en verano, cuando hace calor, muchos están de vacaciones y nuestra mente (y amigos) están en la playa o en la piscina.

Pero algunos, desafortunadamente tenemos que hacerlo si queremos aprobar los exámenes que tenemos pendientes.

Para que el estudio sea un poco más llevadero y, sobre todo, más efectivo, existen varias reglas de memorización que nos pondrá la tarea mucho más fácil.  Si bien es cierto que hay ciertas asignaturas que no se prestan a la memorización literal, sino son más de comprender y desarrollar, siempre vas a tener que retener alguna fecha, fórmula, nombres o alguna lista de conceptos que se te resisten. Para supéralas, estos sencillos trucos te permitirán recordar hasta la contraseña del wifi:

 

  1. LA REGLA DE LA LONGITUD DE PALABRAS

 

Es ideal para cuando tienes que memorizar un número muy largo, y el truco es el siguiente:

Cambia cada número por una palabra que tenga el mismo número de letras que el número. Por ejemplo, si tienes que memorizar 1942, busca palabras relacionadas que tengan 1, 9, 4 y 2 letras. A más longitud de palabra más efectiva es la técnica.

Para memorizar ese número, basta con que recuerdes esta frase: “Y Anastasia tomó té”. La primera palabra tiene 1 letra (Y), la segunda 9 (Anastasia), la tercera 4 (tomó) y la cuarta 2 (té). Si recuerdas la frase, obtendrás el número automáticamente.

 

  1. LA REGLA DE LA CONVERSIÓN

 

Otra regla que puede ser útil para recordar fechas es relacionando cada cifra con una palabra a partir de la similitud que tenga cada número con una letra.

 

Tomemos como ejemplo el mismo número de la regla anterior, el 1942.

 

El 1 se parece a la L, el 9 a la P, el 4 a la A y el 2 a la Z, así que, al cambiar las letras por los números obtendremos LPAZ.

 

Cuando quieras recordar qué año fue el descubrimiento de América, te resultará más fácil recordar LPAZ (que puedes asociar a LA PAZ) que 1942. Haces el cambio a números, y ¡ya lo tienes!

 

  1. LA REGLA DE LA 1º LETRA

 

Consiste en tomar la primera letra de cada una de las palabras de una lista o conceptos y construir una frase sencilla con ellas.

Por ejemplo, imagina que tienes que memorizar todas las islas que conforman el Archipiélago Canario:

Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote, La Gomera, Fuerteventura, La Palma y El Hierro.

Ahora, tendremos que formar una oración coherente con la primera letra de cada isla (sin incluir el artículo):

Cada Tomate Luce Gordo si la Fruta Parece Hueca.

 

Si usas palabras graciosas o chocantes, te será más fácil de recordar y al recordar la frase completa, te aseguras que no hayas olvidado ninguna.

 

  1. LA REGLA DE LA FÁBULA

 

Este truco no sólo te ayuda a memorizar números o palabras, sino que sirve para mejorar la memoria.  Consiste en inventar una historia que contenga la información que quieres memorizar, recuerda que para el cerebro es más sencillo recordar una fábula que una secuencia aburrida de números.

 

Ahora, imagina que necesitas recordar el número de wifi (14 caracteres entre números y letras):

 

SA89DYD6SCTX6D

 

Salen Andando 8 de 9 Duendes Y Doncellas con 6 Sacos de Cristal de Turrón de Xixona para 6 Días”

 

Te resultará más sencillo recordar esta historia que el número concreto.

 

  1. MÉTODO LOCI

 

Es un método muy usado y consiste en relacionar lugares con cosas. Imagina la calle donde vives… Ahora supón que tienes que memorizar el orden de los planetas en el sistema solar.

Si partes del principio de que tu casa es EL SOL, puedes asociar los 9 planetas a todos los locales que pasas para llegar a tu casa, dependiendo de la cercanía que tengan con respecto al centro (que, en este caso, es tu casa). Por ejemplo, si al salir de tu casa, lo primero que te encuentras es la administración de lotería, ese será Mercurio (que es el planeta que está más cerca del Sol). Al pasar la Administración, te encuentras la frutería, ese será Venus (que es el planeta que le sigue en distancia), la lavandería es La Tierra y así puedes continuar hasta que acabes con Plutón, que será el local más alejado de tu casa.

Este método es un poco más complejo, pero viene muy bien cuando tienes que memorizar procesos, o secuencias de cosas, acontecimientos o conceptos.

Igualmente, si estas aprendiendo un texto largo, la mejor manera de fijar los conceptos es subrayando los puntos más importantes, y te centras sólo en eso.  Repite y repite para memorizarlo. Recuerda que la repetición es la clave para retener información.

También funciona muy bien hacer resúmenes y esquemas, escribiéndolos tú mismo a mano. Al escribir una idea la memoria la retiene mejor. Los resúmenes sirven para ayudar al cerebro a extraer los datos, al recordarlos. Es como lanzar un cubo al pozo y sacar agua.

Independientemente de la regla mnemotécnica o truco que elijas poner en práctica, la clave para que funcione es practicar. Úsala varias veces, incluso en tu vida cotidiana, en diferentes situaciones y ya verás cómo te resulta útil.

Y si no sabes por dónde comenzar tu TFG, TFM o Tesis doctoral, recuerda que Gabinete de Estudios te brinda la posibilidad de guiarte paso a paso en la elaboración de tu proyecto académico y presentación para que entregues un Trabajo Final con la mejor calidad y a tiempo.

Pide tu presupuesto sin compromiso y con total confidencialidad: http://new.gabinetedeestudios.com/presupuestos/

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies