Cómo diseñar una presentación en powerpoint para tu TFG

Contenido

Al final, después de haber terminado tu investigación y haberla redactado y pulido, te toca ahora la última parte de todo el proceso: su presentación y defensa pública. Para esto tienes al alcance de tu mano, una herramienta de gran utilidad: Power Point. Este recurso por su sentido o cualidad interactiva hace posible que construyas una presentación en secuencia clara y ordenada de tu TFG a partir del conjunto de plantillas originales o prediseñadas que te ofrece.

El programa te permite organizar y presentar toda tu investigación bajo la forma de un esquema, en perfecto acuerdo con la estructura y líneas generales de tu trabajo escrito. Puedes desplegar cada aspecto fundamental de tu trabajo, así como el resultado que has alcanzado, en una secuencia coherente y lógica valiéndote de diapositivas o infografías. Con Power Point puedes alcanzar la continuidad, ilación y secuencia que necesitas para tu presentación.

Si manejas correctamente las posibilidades que te ofrece este programa para presentaciones, lograrás organizar toda tu exposición (incluyendo detalles gráficos, citas y referencias bibliohemerográficas) en un lapso promedio de unos 20 minutos. Debes tener en cuenta que es necesario que hagas énfasis en los aspectos más relevante y determinantes de todo tu trabajo de investigación.

Elementos clave para el diseño de tu presentación en Power Point

Si se pudiera resumir en pocas, poquísimas palabras, las orientaciones clave para diseñar una buena presentación en Power Point, se pudiera decir las que siguen:

  • Es necesario que tengas bien organizadas tus ideas.

Existe una respuesta sencilla para la pregunta acerca de ¿por qué de organizar las ideas de la mejor manera posible? Una presentación en Power Point y un discurso escrito son dos formatos con dinámicas totalmente diferentes. En el caso de una presentación, el tiempo, el factor visual y el discurso son fundamentales y tienes que poder exponer todas tus ideas de la manera más clara en el menor tiempo posible, sabes que el máximo es cerca de 20 minutos.

Es imprescindible que definas cuáles son las ideas que describen mejor el conocimiento que vas a transmitir y tienes que tratar de enlazarlas en una secuencia natural, lógica, coherente y fluida. Una manera fácil de ordenar la presentación consiste en organizar las ideas en tres elementos básicos: Introducción (propósitos centrales y aspiraciones), desarrollo (camino recorrido) y conclusiones (resultados alcanzados).

  • Diseña tus diapositivas con gusto y sentido de impacto.

Siendo la presentación en Power Point una exposición en la que los aspectos visuales son centrales, tienes que procurar que las imágenes que proyectes impacten el ojo de tu auditorio tratando por supuesto, de guardar siempre tanto el equilibrio de lo visual en sí, como con la exposición que estás haciendo. No dudes de que la sencillez también puede ser impactante. 

Se hace necesario transmitir una sola idea en cada diapositiva que presentas. Si te es absolutamente ineludible, puedes detallar tus ideas y distribuirlas en tres o cuatro diapositivas debidamente relacionadas o enlazadas. Es necesario que cuides la diagramación de cada dispositiva: sus colores, sus imágenes, sus gráficos y sobre todo sus textos, la tipografía y el tamaño de las fuentes, la facilidad y rapidez de su lectura son cruciales.

  • Cuida muchísimo el modo de desarrollar la exposición

En una presentación con Power Point debes tener presente ¡siempre! que las imágenes son tan solo un apoyo para tu discurso. No tienen un carácter central, solo son refuerzo visual de tu exposición oral. En consecuencia, debes tratar de crear un enlace inmediato con tu auditorio hablándole directamente, no es conveniente que leas el contenido de las diapositivas, esto lo hace tu público, para eso son las diapositivas, céntrate entonces en captar su atención

La seguridad y la fluidez en tu exposición son los elementos centrales y en los que debes poner más atención. Es necesario que adoptes una actitud inequívoca y confiada tanto al hablar como a la hora de manipular tus diapositivas para apoyar tu discurso. El número de diapositivas que vayas a emplear tiene que ser proporcional al número de ideas que vas a exponer y estar sujeta al tiempo del que dispones.

Existe una suerte de norma no oficial: se trata de que limites la cantidad de diapositivas a un número que no exceda las 10 para ser proyectadas en un tiempo que no pase de los 20 minutos y en las que el texto tenga un tamaño en sus fuentes que no supere los 30 puntos. Estas serían las proporciones ideales para una presentación de carácter audiovisual.

Deja un comentario

× WhatsApp