ClickCease

¿Cómo escribir una buena conclusión de la tesis doctoral?

Puntúa este post

Muchos estudiantes, cuando se adentran en la universidad, saben que en el último año optarán por enfrentarse a una tesis doctoral. Gran parte de ellos, esperan y temen, por partes iguales, realizar una investigación exhaustiva, además de encontrar las referencias apropiadas, seleccionar fuentes valiosas, ofrecer ideas únicas...etc. Cuando todo está hecho y el proceso termina, sólo falta un paso, pero de vital importancia: redactar las conclusiones. En este artículo te mostraremos la información que necesitas sobre cómo hacer la conclusión de tu tesis doctoral de forma brillante pues, tiene que ser tan impecable como las demás partes del proyecto o más. Sigue leyendo y aprende a escribir una conclusión que dejará impactado a tu tribunal.

El objetivo de la conclusión de una tesis doctoral

Lo primero de todo que debe conocer un estudiante es para qué sirve la conclusión de su trabajo y tener en cuenta que depende de los objetivos que hayas mantenido durante el proyecto universitario. Vamos a comenzar a responder las preguntas más frecuentes y comunes que nos hacen los estudiantes:

  1. ¿Qué es una conclusión y cómo difiere en los distintos tipos de proyectos universitarios? Pues bien, seguro que todos los trabajos que has ido redactando a lo largo de tu vida incluían la parte de la conclusión pero, en este caso, la tesis doctoral funciona diferente. Para explicarlo de forma sencilla, la conclusión de un proyecto de menor nivel es más general, mientras que la de la tesis doctoral es mucho más completa e incluye todos los hallazgos, además de ofrecer recomendaciones de la investigación.
  2. ¿Cuál es la clave u objetivo principal de la conclusión de una tesis doctoral? Pues, la meta a conseguir es recordarles a los lectores todos los puntos clave de su investigación, hallazgos, avances, nuevos aportes, etc. y demostrar, sin lugar a dudas, que se ha realizado la tesis objetivamente y de forma productiva.

Tal vez, en algunos casos, existen personas que podrían haber olvidado cuál era la hipótesis de su proyecto, por eso, recordarla en esta última parte es perfecto para que todos los enunciados del trabajo sean replanteados.

Cómo comenzar las conclusiones de tu tesis doctoral

Cada tipo de investigación universitaria tiene conjuntos específicos de reglas y plantillas que señalan qué elementos se deben incluir y cuáles son más relevantes que otros. La tesis doctoral no es una excepción, pues, tiene cinco puntos principales en los que se debe poner el foco de atención, puesto que, sin ellos, el trabajo no estaría completo. Vamos a explicarte la estructura a seguir:

  1. Replanteamiento de hipótesis y objetivos de investigación: tienes que repetir las metas que has estado tratando de explicar y conseguir durante el ejercicio. Si hace falta, regresa a la introducción y arrastra la información que ya diste a esta parte final. Pero no tienes que copiar exactamente las palabras que ya has dicho anteriormente, sino expresarlas de nuevo, pero conservando la idea inicial.
  2. Haz las recomendaciones que creas oportunas del conocimiento nuevo que has adquirido. En este paso de la tesis doctoral ya sabes prácticamente todo sobre el tema tratado (más incluso que algunos miembros del tribunal), por eso, ya puedes brindar consejos a futuros investigadores mientras analizas como se podría mejorar el problema que has detectado. Eso sí, no seas general, ofrece recomendaciones que puedan implementarse realmente y que sean sólidas.
  3. Las limitaciones de la investigación. Durante el desarrollo del proyecto, tienes que señalar los puntos débiles y dificultades que has ido encontrando en la tesis doctoral. Ten en cuenta que puede ser cualquier información, obstáculo o realidad con la que no contabas, aquello que te ha impedido avanzar. Menciona también todos los elementos que podrían haber afectado negativamente a la validez de los resultados.
  4. Contribución de la investigación. Es esencial que figure después de la anterior descripción de las limitaciones. En el punto 3, has sacado todas las contraindicaciones, por lo que ahora es el momento de explayarte y contar lo que sí has logrado en tu investigación. Como es normal, nadie espera que su trabajo tenga un gran impacto en el área trabajada, pero siempre se mejora una parte del tema que se ha estudiado. Esto es bueno para el futuro, porque tu tesis doctoral va a facilitar el trabajo a otras investigaciones que están por venir, o a estudiantes que vayan a abordar el mismo tema pero desde otra perspectiva.
  5. Reflexión sobre el crecimiento personal. Este último punto es opcional. Pero si estás en duda y no sabes si incluirlo o no, nosotros te recomendamos que sí que lo hagas, pero siempre y cuando lo aclares antes con tu tutor asignado.

Ahora que ya sabes lo que debería estar en tus conclusiones podrás hacer frente a esta parte de tu trabajo de una manera mucho más rápida y clara. Evita repetirte y desarrolla cada punto muy cuidadosamente.

Últimos consejos para tus conclusiones

Vamos a darte una serie de consejos y recomendaciones para que las pongas en marcha a la hora de realizar la conclusión de tu tesis doctoral:

  1. Escríbela después de terminar todo tu trabajo. Puede ser que, si has estado investigando, veas que muchas guías te sugieren comenzar tu proyecto con la introducción y la conclusión, pero es una mala idea. No puedes escribir la parte final de la tesis si no sabes los resultados que vas a obtener, al igual que no sabrás cuáles serán los puntos cruciales para destacarlos en el cierre. Sin ninguna duda, esto es lo último que debes redactar.
  2. Busca ejemplos de conclusiones de tesis doctorales. Es mejor que te inspires en la forma y en el tono de otras personas a quienes les ha ido bien, sobre todo, si es tu primer trabajo de estas características. No hablamos de copiar, sólo léete algunas conclusiones para ir aprendiendo a hacerlo tú mismo/a.
  3. Presta atención a la extensión de la conclusión, ya que una norma general "no escrita" recomienda que no debe exceder el 8% de la extensión de tu trabajo, pero... tampoco te pases de corta!!!
  4. No pongas información nueva que no hayas planteado durante toda la tesis. Muchos investigadores piensan en que dejar una sorpresas final ayudará a impactar a los lectores pero... esto no es una novela de misterio. Hacer eso es motivo de fracaso ya que cada nuevo dato debe proceder de la investigación y quedar muy claro de donde ha salido.

Con toda esta información, puedes comenzar a escribir la conclusión que te va a llevar al éxito académico. Si tienes dudas o no sabes cómo hacerla, no olvides que siempre puedes contar con Gabinete de Estudios para que haga todo el trabajo por ti. Somos expertos en redacción de tesis doctoral, contamos con un amplio equipo docente con muchos años de experiencia.

¿Necesitas ayuda?

Cuéntanos qué te pasa y en breve nos pondremos en contacto contigo para ayudarte en lo que necesites. Si lo prefieres, puedes llamarnos al 678 371 052.
Lunes a Jueves de 9:00 a 20:00h.
Viernes de 9:00 a 18:00h.
[email protected](+34) 910 052 581(+34) 678 371 052
× WhatsApp