ClickCease

Cómo hacer una buena presentación del TFG o TFM

Realizar una presentación del trabajo de fin de grado o de máster conlleva una gran responsabilidad. Encontrarnos en ese momento, en el que tenemos a un tribunal delante de nosotros analizando cada dato y las explicaciones que vamos dando, no es una situación divertida para casi nadie. Sobre todo, cuando tenemos en juego el aprobado, que es el que nos dará el título universitario.

El tribunal va a tener en cuenta el más mínimo detalle de la exposición, evaluará todo lo relacionado con el discurso que estés transmitiendo, la manera en la que te mueves mientras hablas, los recursos que estás utilizando, etc. El jurado es el que tiene la última palabra, y por ello, te observarán detenidamente durante la presentación de tu TFG.

Nos pasamos varios años dentro de la universidad, yendo a muchas clases y realizando todo tipo de trabajos, para que, en el momento de la presentación de nuestro TFG o TFM, algo salga mal y suspendamos. Depende de nosotros, sobre todo en esta última parte, donde estaremos frente a frente con el personal que nos va a evaluar por un trabajo que tanto tiempo nos ha llevado.

Por eso mismo, desde Gabinete de Estudios, queremos que planifiques bien el desarrollo de tu presentación para que nada falle y te damos las claves para que hagas la mejor defensa del TFG, porque el último paso de tu carrera de estudiante es tan importante como el primero.

Normas que tienes que cumplir en la presentación del TFG

Para hacer una buena defensa TFG, es esencial que le dediques el tiempo que necesites a estructurar toda la presentación. No solo basta con apuntar las ideas clave del trabajo de fin de grado, o los puntos más fuertes del estudio, sino que tienes que dar todas las respuestas que has conseguido a lo largo de la redacción de la investigación y además, mostrar los datos importantes y explicar cómo has llegado a ellos.

En este tipo de presentaciones tienes que regirte por una serie de pautas que debes cumplir para demostrar tu nivel de implicación con la investigación y dar a conocer la incógnita que has resuelto tras el estudio. Para hacer una presentación de alto nivel no solo basta con conocer el tema que vas a explicar o la idea central, tienes que estudiarlo todo a fondo para poder responder a cualquier pregunta (malintencionada o no) de las que te hará el tribunal. Las directrices que tienes que asegurarte de cumplir son las siguientes:

  1. Ten en mente y conciénciate antes de la fecha de exposición, del momento que vas a vivir y lo que vas a tener que realizar. No te servirá de nada si no lo visualizas en tu cabeza. Esto te ayudará a coger confianza, reducir los nervios, y a estar alerta ante cualquier inconveniente que pueda surgir.
  2. Estudia tu discurso tantas veces como lo creas necesario. Una buena práctica consiste en que pases todo el día recordando mentalmente la presentación. Si puedes, practica en voz alta y delante del espejo para que sepas de qué manera te mueves y cómo lo estás diciendo. Incluso grábate con el móvil si puedes y luego escúchalo.
  3. Estructura bien lo que vas a decir. Todo tiene que tener un sentido y un hilo conductor. No debes ir saltándote partes y exponiendo ideas sin un contexto y unos precedentes. Es vital, que consigas narrarlo como en una conversación natural y espontánea en la que van sucediendo cosas nuevas y cerrando las anteriores.
  4. Cuida mucho tu lenguaje. Al igual que en los anteriores puntos, la buena educación debe predominar durante toda la presentación. Es aconsejable que, de vez en cuando, metas anécdotas propias o hagas alguna gracia respecto al trabajo, aunque sin pasarte y siempre mantén la seriedad incluso en las bromas.
  5. Aunque no lo parezca, la vestimenta también es un factor que puede sumar o restar puntos. Cuida la indumentaria y la estética para dar buena impresión desde el primer momento.
  6. Analiza el tiempo que tienes y lo que vas a contar en él. Prioriza lo más importante por si te quedas sin minutos para seguir exponiendo. Debes tener la duración de la exposición controlada y no dejar nada a la suerte.

En la presentación de un trabajo de fin de grado o de fin de máster se cuida hasta la puesta en escena. Todo lo que puedas imaginar está pensado e ideado para este momento en la vida de un estudiante. Asegúrate de transmitir lo que quieren oír y de dar la mejor versión de ti.

Estructura más apropiada para la presentación del TFG

Tal y como has hecho en el texto del TFG o TFM, en su respectiva presentación también tendrás que añadir el índice que vas a seguir para que los jueces y espectadores sepan en qué punto te encuentras de la exposición. Para hacerlo bien, tienes que priorizar lo que vas a expresar, separando los temas primarios de los secundarios. De esta manera tendrás el índice de tu exposición.

Vamos a darte las claves fundamentales con las que tienes que trabajar:

  1. Portada. Aunque pienses que no la necesitas, tu exposición de diapositivas quedará mejor si también le incluyes una portada. Así conocerán el tema que has escogido para tu TFG. Te aconsejamos que en esa primera imagen incluyas: el título del trabajo, tu nombre, el de la universidad y, la carrera que has estudiado.
  2. Índice. La siguiente diapositiva tiene que ser un índice dónde se vean, punto por punto, las partes que vas a tratar durante la presentación. De esta manera, las personas que asistirán a la presentación la seguirán de manera ordenada.
  3. Desarrollo. Esta va a ser la parte que más tiempo te va a llevar, puesto que es la esencia de tu presentación. Todo lo que tengas que exponer, explicar y detallar, tiene que estar en este punto. Sé claro y conciso. Si dudas sobre incluir algún enunciado o afirmación, no lo hagas. No cometas el error de poner información secundaria por rellenar ya que solo conseguirás perder fuerza y que te resten puntos. Es mejor que entres en profundidad en pocas incógnitas que tocar muchas de manera superficial.
  4. Agradecimientos. No te olvides de agradecer la asistencia de todos los espectadores y concluir con un par de frases breves sobre tu experiencia.

Si llevas a cabo estos cuatro puntos tendrás una perfecta estructura para la presentación el TFG o TFM. Para que lo tengas más claro, te invitamos a que ver este video:

El contenido correcto de las diapositivas del TFG o TFM

El tribunal estará pendiente de lo que tú estás exponiendo, pero también de lo que vas mostrando en la pantalla. Con esto, queremos decirte que no las sobrecargues, ni pongas información de más si no es realmente fundamental para tu exposición. El contenido de las diapositivas debería ser el siguiente:

  1. Lo más recomendable es no exceder de las 10-12 diapositivas por presentación en un TFG, y de unas 30 en un TFG. Ten en cuenta, que la primera y la última es para el título y los agradecimientos. Tampoco te obsesiones con estos números. La cifra perfecta nadie va a saberla mejor que tú y si crees que necesitas más o menos, no te sientas en la obligación de ceñirte a nuestra propuesta.
  2. Puedes meter cualquier elemento explicativo o de apoyo: estadísticas, imágenes, tablas con información… etc. Puedes añadir todo lo que pienses que es necesario y que va a ayudar en tu exposición, pero nunca sobre cargar la diapositiva. Los datos que introduzcas tienen que estar ordenados y bien organizados. “Menos es más”: tenlo en siempre en mente.
  3. Sobre el punto anterior, te aconsejamos que mantengas un equilibrio adecuado, es decir, no solo metas imágenes o gráficos en una diapositiva y dejes las demás con texto plano, sino que haya una proporción y un reparto equitativo durante la presentación.
  4. El tipo de letra tiene que ser el mismo en todas las diapositivas. Te recomendamos que uses distintos colores para llamar la atención de los espectadores, así como negritas o cursivas, cuando lo veas necesario, pero de manera comedida.
  5. Uno de los problemas que tienen muchas presentaciones, es que incluyen imágenes de fondo que dificultan la lectura del contenido. Es preferible que hagas tu presentación con un fondo blanco, o, como mucho, de algún color suave de tono clarito, que no estropee la visión de la información. Los colores llamativos o más fuertes, hacen que los participantes pierdan la atención y se desconcentren.
  6. Cuando tengas todas las diapositivas, intenta leerlas varias veces y en días distintos. Intenta también enséñaselas a algún conocido para que te dé su opinión, y así, conocer lo que puedes cambiar y lo que es más incómodo a la vista de un lector que no conozca el tema.
  7. Para finalizar, es esencial que no tenga ninguna falta gramatical y ortográfica. Pon atención en los signos de puntuación y en las sintaxis. Tener un error de estos, te restará puntos inmediatamente.
    Tras nuestra larga experiencia y conocimiento de la defensa oral de TFG y TFM, te recomendamos que saques una copia de tu presentación para cada miembro del tribunal, o como mínimo el guion de lo que van a presenciar. Será un punto positivo para ti y para que sigan el hilo de la argumentación todo el tiempo.

¡OJO! No te olvides de practicar tu presentación en voz alta antes de que llegue el día de la verdad.

La importancia de cómo finalizar tu presentación del TFG

El final de tu exposición, como el principio, son dos de las partes que más van a recordar todos los que asistan. Según diversos estudios e investigaciones, está confirmado que para un espectador es más fácil recordar el inicio y el final del show, que todo lo que pasa en medio. Por eso, recalcamos la importancia de que acabes con un final memorable. Imagina una comida en el mejor restaurante sin postre, o un concierto sin el mítico grito final de: ¡Otra!, ¡Otra!... ¿A que no sería lo mismo?

A continuación, vamos a darte una serie de ideas con las que vas a poder terminar tu exposición de manera triunfadora. Toma nota para que todo el mundo recuerde tu final durante muchos días:

  1. Concluye con una pequeña historia o anécdota que deje a todos con la boca abierta. Como opción, puedes pensar en una de tipo personal e íntima. Normalmente se consigue una mayor empatía con vivencias reales.
  2. Deja la llamada de atención para la parte final. Termina con una propuesta alcanzable por toda la audiencia y que se identifique con el tema en cuestión.
  3. Puedes optar por una sorpresa, en la que recurras a una imagen o dato totalmente impactante con el que el tribunal se quede perplejo. Seguro que esto lo recordarán y dará el broche final que necesitas.
  4. Otra de las opciones sería terminar con una cita de alguien conocido, que marque emocionalmente y que sensibilice a la gente haciéndoles pensar, eso sí, siempre relacionado con tu temática.
  5. La famosa regla de tres. Sí, como lo lees, también puedes terminar tu exposición del TFG o TFM, con este sistema poderoso en el que incluyas los conceptos clave de tu trabajo universitario.
  6. Una de las más usadas, seguro que la conoces, es la técnica de realizar una pregunta retórica. Tienes que asegurarte de que sea una cuestión intensa y de respuesta complicada para que después se queden pensando un tiempo sobre el tema.
  7. Otra de las más conocidas, es volver al principio de todo, para hacer referencia al inicio de la presentación del TFG. Los espectadores entenderán que estás llegando al fin. El cierre circular es típico de teatro y cine, pero puede ser muy útil en una presentación si se hace bien.

Elige una de estas siete ideas e invierte tiempo en pensar de qué manera dar el broche final a la exposición y triunfar desde el primer segundo.

Prepara un guion de la presentación

Para hacer bien la exposición del TFG vas a necesitar un guion con el que no equivocarte ni saltarte ninguna información relevante. El tribunal no va a decirte nada, ni a rebajarte la nota porque necesites apoyarte en tu guión un momento, para seguir correctamente con la presentación. Obviamente, no te decimos que vayas con el guion leyendo palabra a palabra. ¡¡Eso nunca!! Pero sí es buena idea que incluyas los puntos clave que tienes que exponer, por dónde seguir, las ideas principales que vas a mostrar, etc. Te lo explicamos más detalladamente:

  1. No se te ocurra leer lo que tengas escrito en el guion. Como te adelantábamos antes, no hagas esto en ningún momento porque bajarás mucho el nivel de la presentación.
  2. Prepara con Power Point o Prezi la exposición del TFG, y tenla siempre a la vista. No lo hagas de memoria, ni por supuesto, una hora antes de entrar a exponer tu trabajo universitario. Tu cabeza necesita asentar la estructura del guion y su función para que, llegado el momento, todo te salga bien.
  3. Cuando vayas a practicar tu discurso, hazlo con el guion, es decir, tal cual lo harías en la presentación. Esto te sumará autoestima y seguridad para el día clave.
  4. El guion no tienes que dárselo al jurado, esto es para ti, para que puedas apoyarte durante el transcurso de la presentación.

El guion es el que te va a salvar de esos momentos de silencio o de nervios en los que no recuerdes por donde vas o por donde tienes que seguir. [email protected], porque son situaciones que nos pasan a todos. Hazte el mejor guion para que no se te escape nada ni se te olvide hacer mención a algo importante de tu trabajo. Puedes mirar el siguiente video para coger más ideas antes de presentar el TFG o TFM.

 

Mantén la calma en la defensa TFG ante tribunal

Todas las personas que vayan a realizar una exposición delante de gente, y no estén acostumbradas o no sea su trabajo habitual, van a sentir nervios, inquietudes e incluso no dormirán en los días anteriores a la presentación. Si estás [email protected] porque dentro de poco tienes la presentación de tu TFG o TFM, que no cunda el pánico: vamos a enseñarte las técnicas que puedes practicar para controlar el estrés y tus pensamientos negativos.

Cuando vemos a un presentador de televisión o escuchamos a un periodista en la radio, pensamos: ¿Y cómo lo harán?, ¿Por qué no les tiembla la voz?, ¿Por qué parecen tan tranquilos?... etc. No es lo mismo que te compares con una persona que lleva muchos años en los medios de comunicación, a una persona que va a realizar una única exposición en su vida. Si preguntas a tus compañeros o a aquellos estudiantes que tienen que hacer frente a mostrar su trabajo en público, seguro que se encontrarán en la misma situación de nerviosismo que tú. Toma nota de lo siguiente:

  • Conoce y visualiza el lugar donde vas a estar exponiendo tu trabajo. Esto te ayudará mucho a concentrarte e imaginarte en ese sitio cuando estés practicando la presentación. Si puedes, ponte en el mismo lugar que harás la presentación (escenario, tarima, zona del aula,…) y familiarízate con todo.
  • Prepara a conciencia la presentación y estúdiatela de arriba abajo. En estos momentos no puedes dar lugar a la improvisación o a dejarte llevar. Estamos hablando de la exposición del trabajo de fin de grado o trabajo de fin de máster así que no dejes nada al azar o se podrá volver en tu contra.
  • Trabaja la comunicación no verbal. No solo tu postura sino, también, el peinado, la vestimenta, dónde miras, tu tono de voz… Todo esto envía señales que los espectadores van a percibir y por tanto, sabrán en todo momento lo que puedes estar pensando, si tienes nervios o no, si lo tienes preparado… etc.

Si te aplicas estos tres puntos podrás afrontar con buenas armas la defensa del TFG o TFM ante el tribunal.

Tips para mejorar la defensa oral TFG

Si quieres transmitir todo el contenido que has generado al realizar el TFG o TFM, tienes que seguir leyendo este post, porque te ofrecemos tips exclusivos para mejorar la defensa oral. Llevamos muchos años apoyando y ayudando a todos los estudiantes que llegan a nuestras manos, estudiando su caso y ofreciendo un trabajo libre de plagios. No dudes en contactarnos y preguntarnos todas las cuestiones que tengas en mente. Mientras, vamos a darte esos trucos que necesitas leer y poner en práctica:

1. Apúntate todas las preguntas o correcciones que te vaya diciendo el tribunal. Es una técnica muy formal con la que demostrarás tu profesionalidad y tu interés por llegar a alcanzar el título.

2. Sé creativo en la elaboración del Power Point, teniendo en cuenta que el jurado asistirá a múltiples presentaciones. Si le das un toque divertido a tus diapositivas y lo haces de una manera original darás buena impresión a todos los asistentes y conseguirás aumentar su atención.

3. Practica el tono de voz y el estilo con el que vayas a exponer la presentación. Si te decantas por un estilo monótono, los asistentes se aburrirán desde el minuto cero, pero si te trabajas un diálogo divertido, exclusivo, con voz viva y momentos espontáneos, ganarás muchos más puntos desde el inicio de la presentación.

Sabemos que es una situación complicada, sobre todo para aquellas personas más tímidas o más introvertidas. Deja a un lado los miedos y lánzate a hacer la mejor exposición de toda tu vida.

¿Qué esperar del tribunal en la presentación del TFG o TFM?

Uno de los temores más globalizados de todas las exposiciones de los trabajos, sobre todo en los TFG, TFM y las tesis doctorales, es la presencia de un tribunal. Esto hace que pasen a un segundo lugar los nervios, las inquietudes, cualquier mínimo problema inesperado… el tribunal siempre será el peor de todos.

Enfrentarnos a los profesores es lo que más asusta y nosotros lo sabemos, por eso, cualquier recomendación que te ayude es poca. Aun así, vamos a mostrarte lo que suele pasar y lo que vas a vivir para que te hagas una idea del comportamiento que tendrá el tribunal y lo que te puede preguntar durante la exposición.

¿Cuál va a ser la actitud del jurado?

Estas personas van a estar muy serias y concentradas en tu trabajo. Pero no solo en la exposición que estás haciendo, sino en la forma que tienes de moverte, de expresarte y en cada detalle de este momento. Por eso, insistimos tanto en que ensayes y tengas cuidado y pensado absolutamente todo para que no haya lugar a la improvisación. Los jueces conocen el tema del que tratas en tu TFG o TFM, por eso van a buscar esas preguntas que, quizá, no has terminado de responder o realizarán especial insistencia en el objetivo principal del tema del trabajo. Las preguntas que más se suelen realizar son las siguientes:

  • ¿Qué es lo que te ha motivado para escoger este tema de trabajo de fin de grado o fin de máster?
  • ¿Qué aporta de novedosa tu trabajo a este campo de estudio o área académica?
  • ¿Cuáles son los obstáculos o las limitaciones que te has ido encontrando a lo largo de la investigación de tu trabajo universitario?
  • ¿Cuáles son los pros más llamativos que has descubierto con este tema?
  • ¿Has pensado en algún momento que no has acertado con el tema o has pensado en cambiarlo a mitad de la investigación?
  • ¿En qué fuentes te has apoyado y en cuáles no has confiado para darle sentido y rigor a tu TFG o TFM?
  • ¿Tienes algo que preguntar a este tribunal?

Estas siete preguntas son las más comunes que realizan todos los tribunales de todas las Universidades. Practícalas y desarróllalas para hacerles frente en el momento de tu exposición.
Como último consejo, no intentes buscar cercanía en el jurado o miradas cómplices, porque no las encontrarás. Los que están delante de ti son las personas que van a evaluarte y van a decidir si obtienes el título universitario o no.

Sugerencias para el día de la presentación de tu TFG o TFM

Ya te hemos ido ofreciendo muchos consejos y recomendaciones para que puedas llevar de la mejor manera la presentación del trabajo que te va a graduar. Pero no está de más, que conozcas unos últimos pequeños trucos que nadie sabe para que entres a esa sala con toda la confianza y seguridad que mereces:

  • Intenta dormir bien y el día anterior no te pases practicando la exposición. Trata de relajarte y liberar la mente para que al día siguiente tenga las pilas cargadas.
  • Tómatelo como si contases una historia apasionante y con un enganche especial. Al fin y al cabo, vas a enseñar lo que has investigado, está en tus manos que lo trates de la manera que mejor pienses que funcionará.
  • Habla con los demás compañeros que ya han hecho la presentación para que te cuenten qué tal les ha ido a ellos y cómo se han visto. Esto te va a ayudar a descargar inseguridades.
  • No pienses demasiado en este momento. Es mejor que lo exteriorices y hables con tus amigos o familiares para sacar las inquietudes y que te den su punto de vista. Cuando acabes, cierra el tema e intenta desconectar hasta que llegue el momento.

¡Ahora sí! ¡¡¡Es tu hora!!! Sabemos que realizarás una exposición excepcional que te llevará a conseguir el ansiado título universitario. Todos tenéis que pasar por esta parte del proceso, así que, es mejor que no te frustres y que te olvides de los nervios que puedas tener para que no te jueguen una mala pasada. ¡Sal a disfrutar y conviértete en el expositor estrella!

Ya sabes que en Gabinete de Estudios tienes la opción de comprar un TFG o TFM íntegro o por partes, redactado por un equipo profesional. También tenemos servicio de redacción urgente de trabajos para que llegues a tiempo a tu fecha de entrega. No lo pienses más y contacta con nosotros para que podamos hacerlo por ti.

¿Necesitas ayuda?

Cuéntanos qué te pasa y en breve nos pondremos en contacto contigo para ayudarte en lo que necesites. Si lo prefieres, puedes llamarnos al 678 371 052.
Cupon descuento black friday
Lunes a Jueves de 09:00 a 20:00. Viernes de 9:00 a 18:00.
[email protected]+34 910 052 581+34 678 371 052
× ¿Cómo puedo ayudarte?