Investigación cualitativa o investigación cuantitativa

  • Categoría de la entrada:blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Cuando inicias una investigación, es obvio que tienes la muy humana aspiración de que tanto la investigación como los resultados sean lo más confiable posible. Pero para alcanzar esta meta, debes satisfacer una serie mínima de requisitos que para decirlo en pocas palabras, son el piso o las bases de su seriedad. Primero que nada deberías clarificar si acaso estás interesado en hacer una investigación cualitativa o una investigación cuantitativa.

Si desde un principio no te orientas por un criterio particular, estarás corriendo el riesgo de tener volver una y otra vez sobre la misma información y hasta es posible que llegues a perder el camino durante tú búsqueda. El primer referente que tienes que observar es la realidad particular dentro de la que se ubica tu objeto de estudio; es ella la que hace posible un acercamiento preciso, objetivo y lo más directo que se puede.

Si hay un principio que tienes que tener presente es que “para saber hay que saber”. Así, a medida que vas adquiriendo la información básica de tu tema irás siendo capaz de darle una orientación adecuada a tu investigación. ¿Qué por dónde comienzas? Bueno, es necesario que tengas clara el área temática en la que se ubica tu trabajo y como no puedes investigar todo de ella, estás obligado a reducirla o delimitarla en un punto específico de interés prioritario.

El paso siguiente consiste en el descubrimiento y/o planteamiento de un problema específico de investigación. Este problema se origina en lo que faltaría por saber acerca de tu tema; usualmente está planteado con la forma de una pregunta que lo convierte en la guía principal de tu trabajo. La mayor parte de tú investigación debe estar dirigida a responder esta incógnita y por esto, no debes perderla de vista en ningún momento.

¿Qué tipo de investigación puedes hacer?

Si aún no has definido el modo de hacer la investigación, debes saber que desde hace más de medio siglo existe una visión que con base en la idea de la complementariedad, integra los dos tipos de investigación que es posible hacer, es decir: puedes desarrollar un estudio en el que combines la investigación cualitativa con la investigación cuantitativa. Los autores más reputados sostienen que un empleo equilibrado de ambos beneficiaría tu trabajo.

ada uno de ellos es capaz de satisfacer una parte o aspecto de tu indagación, solo debes precisar la medida y el momento en que cada uno te ayuda y facilita el estudio. Esto significa que ambos tipos de investigación no son opuestos entre sí sino que ambos ayudan a perfeccionar toda investigación.

El procedimiento de tipo cuantitativo se apoya en números y en datos estadísticos para llevar a cabo sus análisis. Es empleado regularmente para tratar de demostrar una hipótesis previamente construida, que ha sido formulada como una respuesta provisional al problema de la investigación. Es un procedimiento que se ha utilizado de manera preferencial en investigaciones de las ciencias exactas y en algunas ciencias sociales del tipo de la psicología.

El procedimiento de tipo cualitativo por su lado, está referido fundamentalmente a la recolección de información mediante la observación directa del objeto de estudio y esto incluye la palabra, bien sea oral o escrita (el discurso). A partir de los datos recolectados se pasa mediante las técnicas de análisis, a la interpretación del sentido o el significado que está “oculto” en esos datos.

Particularidades de cada procedimiento

Cada procedimiento, aunque tienen elementos comunes pueden ser diferenciados claramente.

La investigación cuantitativa

El enfoque cuantitativo estando fundamentado en información casi exclusivamente numérica. Tiene un carácter o sentido esencialmente predictivo, tiende a responder preguntas como la frecuencia en la que un evento se produce o las posibilidades de que otro evento cualquiera se produzca o se repita. Los datos son representados a través de números y son procesados mediante métodos estadísticos.

En una exploración de este tipo, el objeto de estudio está conformado por elementos y variables medibles de manera más o menos precisa. La tendencia de este tipo de estudios es la de alcanzar una o una serie de explicaciones y no la de hacer interpretaciones. Con este procedimiento se estudian las necesarias correlaciones entre las distintas variables incorporadas al proceso de la investigación.

El objeto de este tipo de estudio es un universo de información que por su amplitud, no puede ser abarcado en una sola investigación. Por esto, se procede a seleccionar una muestra suficientemente representativa de las características de la totalidad del objeto y así su estudio será fácil y perfectamente manejable. Su puesta en práctica suele hacerse a través de la experimentación o el análisis estadístico de información obtenida mediante cuestionarios.

La investigación cualitativa

Por su lado, el procedimiento o enfoque de carácter cualitativo, está dominado por un criterio o perspectiva teórica individual o particular lo que le da un cierto carácter subjetivo. Cimienta su indagación en la observación, identificación y selección de una serie de elementos descriptivos, particulares en su objeto de estudio. A partir de ellos y a través de diversas técnicas de análisis, construye inferencias interpretativas, comprensivas y sintetizadoras.

Una investigación cualitativa para obtener la información que requiere se vale de diversas técnicas de recolección de datos tales como la observación directa y las entrevistas abiertas (en el ámbito de la sociología) el análisis de contenido y análisis de documentos y el discurso (en la politología y la historia). A través de esos datos trata de hacer la reconstrucción de situaciones, experiencias, relaciones entre los sujetos actuantes, etc.

Mediante este tipo de investigación, se procura entender el sentido de la realidad histórica, política o social, por esta razón el investigador tiende a ser muy flexible en sus “observaciones” para poder enfrentar y resolver lo que se llama “los imponderables” o elementos que por “azar” tienen un papel significativo en la producción de los eventos. 

El papel del investigador consiste en saber observar los detalles que explican el ¿cómo? de la producción de fenómenos o sucesos, saber descubrir el modo cómo se encadenan los eventos para que terminen produciendo el fenómeno en estudio.

Investigación cualitativa o investigación cuantitativa

Deja una respuesta