Las normas APA en tu trabajo final de grado

Contenido

En todas las universidades e institutos de corte universitario del mundo, se impone como un requisito para obtener la titulación, la redacción de un trabajo de investigación que sea de la más completa responsabilidad de cada estudiante. Para poder realizar este trabajo de investigación y terminar tus estudios de pregrado necesitas satisfacer ciertos requisitos que representan patrones adoptados internacionalmente para su elaboración y presentación.

Desde hace mucho tiempo se ha procurado estandarizar los procedimientos adecuados para presentar un trabajo de investigación y registrar los apoyos empleados en su desarrollo. Uno de los más conocidos y empleados hasta fechas recientes, ha sido el de la llamada Escuela de Chicago que te proponía un orden particular tanto para la redacción como para la presentación de sus aspectos formales.

Aunque además de las normas de la Escuela de Chicago existen otras propuestas de estandarización tanto del estilo como de la escritura, aquí tendrás a tu alcance la proposición que hoy en día está copando la atención de todas las instituciones de educación superior en todos los continentes. Se trata de las normas propuestas por la APA mejor conocidas como sencillamente, las Normas APA.

¿De qué se trata la APA?

La conocida APA (American Psychological Association) es una asociación de psicólogos constituida hace más de un siglo en los Estados Unidos. Fue creada en el año de 1892 en la Universidad de Clark en Massachusetts. Sin embargo, sus famosas normas son un poco más recientes, datan del año de 1929.

En este último año, un grupo de antropólogos, administradores de negocios y psicólogos se reunió para construir un acuerdo en cuanto al modo de catalogar diversos elementos de la redacción de trabajos científicos. Su propósito era el de fijar unas normas de validez general que cada autor tendría que utilizar si quería difundir sus investigaciones a través de las publicaciones de la Asociación.

Se supone que dichas normas estaban dirigidas a hacer más ágil la comprensión de los trabajos publicados. Su campo de aplicación siempre estuvo referido a la creación y divulgación de los conocimientos alcanzados en el ámbito de la psicología y apuntaba (a decir de la Asociación) al bienestar de la sociedad y de la vida de los seres humanos. No obstante, el ámbito de su influencia se ha ido extendiendo al campo de las ciencias sociales y de las humanidades.

El conjunto de normas propuestas para la APA están referidas a ordenar la manera de hacer las citas en la redacción de tu trabajo. Por otro lado, trata de normar el modo cómo construyes el aparato crítico de tu trabajo (lo que conocemos como las notas al pie de la página) y además el modo como presentas el conjunto de las fuentes que has utilizado en tu investigación, eso que todavía se conoce como la Bibliografía.

El predominio de las normas APA en publicaciones especializadas

El modo como se hacen las referencias según la APA está presente en numerosas publicaciones científicas y ya casi es una costumbre consolidada que las revistas especializadas te impongan emplearlas para insertar en ellas tus escritos. A pesar de que su uso se ha generalizado a lo largo del tiempo, Todavía genera mucha confusión entre los estudiantes en razón de la considerable cantidad de modificaciones que ha sufrido.

Por esta razón, la redacción de un trabajo final de grado (inclusive los de maestría) se ha convertido en un elemento de casi crisis para los estudiantes que están en trance de alcanzar su titulación. Se ha podido constatar el caso de la convivencia de algunas maneras diferentes de citar según el mismo esquema de normas APA y esto se debe a la permanencia de maneras tradicionales junto a las nuevas reformas.

Las normas APA imponen una enorme cantidad de requisitos a los estudiantes que están redactando su trabajo de grado. Estos requisitos están establecidos en relación con la información que quieres transmitir. Por ejemplo, si se trata de tablas o gráficos existe una manera predefinida de presentarlos. Las citas de las fuentes varían según el número de sus autores y las citas textuales dentro del texto se diagraman de acuerdo al número de palabras.

Dicho de otra manera, el uso de las normas APA puede llegar a ser tan confuso que exigen una gran experiencia en sus usuarios y tal vez por esta misma razón, es que sería una buena decisión de tu parte que procuraras conseguir ayuda por parte de personas que tengan esa experiencia que buena falta hace. Existen empresas privadas que te ofrecen este servicio y su personal está correctamente capacitado para este trabajo.

En estas empresas se están conformadas por profesionales ampliamente capacitados que tienen extensos conocimientos acerca del manejo de las normas APA y no solo de estas normas sino además, de todos los aspectos que guardan relación con el desarrollo de una investigación y la redacción de sus resultados finales con todas las normas y requisitos propuestos y exigidos por tu universidad.

Así funcionan las normas APA

El criterio con el que han sido establecidas las normas APA, es el de la practicidad y la economía de datos. Se busca que se presente las referencias con la información mínima necesaria para no distraer la atención de la información que se quiere transmitir. Se pretende igualmente, hacer más fácil la lectura y seguimiento de las ideas expuestas. En consecuencia, los datos que se presenta en las referencias recaban la información básica de las fuentes.

Al mismo tiempo, se espera con la utilización de dichas normas simplificar la búsqueda de la información y colaborar con el investigador en la tarea de mantener sus ideas en orden dentro de una estructura coherente y consistente.

¿Cómo se presentan las referencias textuales según la APA?

Cuando has consultado una fuente, algún documento o texto cuyas proposiciones son de suma utilidad para reforzar o sostener tus propias ideas y quieres incluirlas en tu informe, lo primero que tienes que hacer es identificar en tu escrito al autor o los autores del texto en cuestión.

El formato de la referencia para citas textuales es sumamente sencillo. Al terminar de redactar la cita (aplicando las técnicas regulares del uso de las comillas), solamente se debe presentar los datos del autor seguido de la fecha de la publicación (usualmente entre paréntesis) y el número de la página de donde fue tomada. El resto de los datos de imprenta (lugar, editorial, número total de páginas) puede ser consultado en la sección de Fuentes Consultadas.

Respecto de las citas no textuales, debes hacer las referencias exactamente igual aunque en esto casos, no tienes que emplear las técnicas del uso de las comillas que es obligado en las citas textuales.

¿Cómo deben ser redactados los títulos?

Desde el punto de vista de la APA, lo mejor es que la forma de la redacción de cada título sea directa y fluida. Según sus normas, se puede utilizar tres maneras de presentar cada uno de los diferentes títulos:

  1. El título principal, centrado y escrito en negritas.
  2. Los títulos secundarios, se diagraman hacia el margen izquierdo de la página y deben ser escritos en cursiva y 
  3. Los títulos terciarios resaltados en letra cursiva, con la particularidad de que el texto que sigue, se presenta a continuación del título, en la misma línea.

Y el contenido de los párrafos que siguen a los títulos

Además de esas especificaciones al modo de redactar cada tipo de título, la APA sostiene que la manera más clara de redactar cada párrafo es tomando en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Los párrafos correspondientes a cada título, no necesitan ser presentados utilizando sangrías. No obstante, todos los demás párrafos sí deberán ser iniciados con sangría.
  • Sugieren que cuando redactes tu informe, evites emplear pronombres y adjetivos apoyado en la perspectiva de los géneros, es decir, no es necesario precisar ninguno de los géneros específicamente.
  • Por otro lado, es igualmente deseable que no emplees ninguna relación originada en grupos asociados a tipos de personas, sus particularidades, conductas y relaciones.
  • Para la APA, la mejor forma de redacción es la que utiliza la forma pronominal de las terceras personas para identificar sujetos. Para ella es mejor escribir siempre, “los autores consideran” o de manera impersonal, “se considera” antes que escribir usando los pronombres personales en singular o plural Yo o Nosotros… Una alternativa a esta manera es escribir es utilizar la forma infinitiva de los verbos.

¿Cómo debes registrar las fuentes consultadas desde el punto de vista de la APA?

Las sugerencias de la APA para la presentación de las fuentes que has consultado para tu investigación son puntuales.

  • Todas las fuentes utilizadas deben ser registradas en estricto orden alfabético: Apellido del autor (o editor o compilador según el caso). Si tienes obras del mismo autor (autores, editor) ordénalas según el año de publicación. La más antigua se presenta en primer lugar. Cuando tienes varias publicaciones en el mismo año, las particularizas usando letras.
  • Los títulos de las publicaciones deben ser presentados en negritas o itálicas. En último caso debes subrayarlos.

Deja un comentario

× WhatsApp