¿Quieres aprobar tus trabajos universitarios? NUNCA uses estos argumentos

¿Quieres Aprobar Tus Trabajos Universitarios? NUNCA Uses Estos Argumentos
A la hora de realizar tu trabajo de final de grado (TFG), máster, o tesis debes tener en cuenta una serie de pautas que respetar para aprobar el TFG. De la misma manera ocurre con los condicionantes que no debes emplear; si los evitas tu estudio no tendrá errores y superarás la prueba con buena nota. 

La subjetividad no es un recurso para un trabajo de este nivel; la falta de enfoque en el desarrollo del TFG también puede ser motivo para desacreditar tu profesionalidad. Ten en cuenta que es un trabajo serio en el que no debes salirte de los límites establecidos. La objetividad es la que va a fundamentar todo lo que tú escribas y es la que te va a otorgar ese saber delante de los jueces. 

Por eso, es muy importante que te preocupes de documentar cada información que introduzcas en tu TFM, con datos reales, completos y demostrables. Todo esto, tendrás que hacerlo aplicando una metodología científica a lo largo del proceso, con coherencia y bien sustentado. Si consigues lograrlo, estarás en el camino de aprobar tu TFM o TFG fácilmente.

Datos a tener en cuenta para aprobar tu TFG o TFM

La Universidad, sea cual sea la carrera o área de conocimiento que estás cursando, es formación superior. Está basada en la adquisición y desarrollo de la metodología científica. Por esto mismo, todos los estudiantes que terminan su formación tienen que poner en práctica los conocimientos y habilidades que han ido adquiriendo durante el desarrollo de sus años lectivos. Deben redactar un trabajo de investigación y después defenderlo para alcanzar el esperado título universitario. 

La metodología científica es el pilar en el que se sustenta la creación y defensa de cualquier estudio y de la hipótesis investigada. El objetivo es conseguir que el alumno, al igual que un científico, sea un profesional capaz de conseguir y manejar datos. Pero no solo eso, sino que tendrá que analizarlos, observarlos, cuestionarlos, así como, desarrollar las diferentes formas de implementarlos. 

Es obvio que un trabajo de final de carrera no servirá de nada si se ha realizado con datos no contrastados y si no se ha invertido el tiempo suficiente y esfuerzo en analizar los resultados. Para llegar a aprobar el TFM o TFG es importante que todas las cuestiones, respuestas y/o argumentos, estén bien documentados y con su fuente original al final del estudio para que el lector pueda corroborar la información complementaria.

¿Qué es un argumento?

A continuación, vamos a darte una serie de consejos para que los apliques a tu trabajo pero antes de empezar, es importante que sepas bien lo que es un argumento:

Un argumento es la expresión de una afirmación, ya sea oral o escrita, con la que conseguiremos demostrar la validez de lo que vamos a razonar. A través de él, entramos en detalles, aportando las conclusiones necesarias para que se nos entienda lo que queremos decir o escribir. 

Como ves, los argumentos son esenciales porque explican la postura determinada respecto al tema en cuestión. Estarán fundamentados por un conjunto de datos, informaciones o fuentes en las que nos podemos apoyar para intentar convencer al otro participante en la conversación o al lector de nuestro trabajo.

¿Qué tipos de argumentos existen?

Para realizar un trabajo, ya sea una Tesis, TFG o TFM, desde el primer momento tienes que tener claro el tipo de argumento con el que vas a elaborar tu estudio, y con el que vas a dar forma a tu investigación. Escoger entre uno u otro, depende en mayor medida del contenido y los procedimientos que necesite el tema que has elegido. Te explicamos los distintos argumentos que existen: 

1. Argumentos deductivos: Son los que dan las premisas seguras y de ellas, extraen las conclusiones válidas. Este se utiliza mucho en el ámbito de las ciencias y la lógica. 
2. Argumentos inductivos: Al contrario que el anterior, estos son los que parten de un argumento en particular para llevarlo al tema general. Es más creativo, por lo que es muy útil con las estadísticas.
3. Argumentos abductivos: Con este tipo de argumento, asumimos y relacionamos dos hechos aislados y a partir de esto, obtenemos una conclusión. Eso sí, es una teoría no verificable porque no son hechos probados ni contrastados.
4. Argumentos causales: Llegamos a los causales, porque vinculamos un evento con otro, de acuerdo a las leyes de causa y efecto. Es decir, sacamos una conclusión de un acontecimiento a raíz de otro que viene de antes.
5. Argumentos por generalización: Son aquellos que engloban un hecho, actitud o cualquier causante que pueda pasar a un grupo de elementos.

¿Y qué hay de los contraargumentos?

Los contraargumentos los usamos para contradecir a otro. Gracias a ellos, demostramos la validez o la invalidez de todas las premisas que empleamos en nuestro TFG o TFM. Señalan los puntos débiles o los fuertes, para afirmar o desmentir los enunciados que vamos extrayendo de los datos de la investigación.

Compartimos Contigo Algunas Decisiones Que Debes Evitar En El Planteamiento De Tu Tesis O Trabajo Académico para aprobar el TFG o TFM

1. Selección de los datos

Esto es una de las pequeñas cosas que no debes hacer. La manera correcta de comenzar es realizar un previo estudio de selección de todos aquellos datos y hechos que van a apoyar al argumento, además de escoger los que sirven de justificación para la defensa de la idea. De este modo, conseguirás que las informaciones que no estén dentro de esa lista, queden excluidas porque no son necesarias. Tienes que tenerlo muy en cuenta, ya que es un mal comienzo a la vez que una práctica muy común en la mayoría de los estudios e informes que se realizan. 

Este tipo de esquema con los datos relevantes, suele ser muy utilizado en las investigaciones que recogen las informaciones temporales, ya sean por años, meses o cualquier periodo de tiempo. Lo que conseguimos con ello, es una reafirmación de los argumentos que estamos desarrollando de una manera objetiva.

2. Relación Causa-Efecto Manipulada

Es poco común en la metodología científica, pero bastante recurrente en el montaje de argumentos en entornos políticos y periodísticos. Tienes que evitarlo porque es el típico síntoma de falta de profesionalidad y de escaso dominio de conocimientos. Todo lo que te aleje de la objetividad, de la información contrastada y de fuentes fiables, tienes que olvidarlo para aprobar el TFG o TFM. 

Esta relación de causa-efecto manipulada, se basa en la creación de relaciones falsas de causalidad puesto que se recurre a mitos irreales o a ideas polémicas con las que es fácil dirigir la opinión de la sociedad. 

Pese a lo perjudicial que es usarlo en un TFG o TFM, es muy útil ponerlo en práctica en foros y debates. Eso sí, siempre evitando crear relaciones de hechos y efectos al antojo de cada cual y desde un enfoque muy subjetivo. 

Por estas razones, tienes que alejarte de cualquier tipo de documento o información que pueda estar manipulada. Presta mucha atención a las fuentes en las que te apoyes para no caer en el error, puesto que, si te apoyas de una que está manipulada, todo tu trabajo no servirá de nada.

3. Desecho De Evidencias

Esto es la tendencia a interpretar la información de manera que beneficie a nuestra hipótesis. Desechar lo evidente, consiste en observaciones y afirmaciones sesgadas, sin una base analítica profunda y completa. Por lo tanto, pueden ser fáciles de desmontar y evidenciar como hipótesis erróneas y mal planteadas. 

La clave es desechar los experimentos o los datos que no favorezcan nuestro trabajo. De esta forma, el resultado será beneficioso para el TFM o TFG, y estaremos evitando continuar con una pésima interpretación de las evidencias. 

Si tienes en cuenta estas malas prácticas y las recuerdas durante todas las horas que dediques a tu investigación, no tendrás problemas en el momento de exponerlo y entregarlo al tribunal. Esfuérzate en el planteamiento y refuerza tus hipótesis. Aplica una metodología analítica y muy exhaustiva con los datos que estés manejando durante todos los apartados de tu TFG o TFM. 

Y si no sabes por dónde comenzar tu TFG, TFM o Tesis doctoral, recuerda que Gabinete de Estudios te brinda la posibilidad de guiarte paso a paso en la elaboración de tu proyecto académico para que entregues un Trabajo Final con la mejor calidad y a tiempo. Te ayudamos en cualquier parte de tu investigación, ya sea en un punto determinado o con el estudio completo. Además, podemos hacerte el PowerPoint con el que vas a tener que presentar tu TFG o TFM o cualquier artículo o documento que necesites elaborar. 

Pide tu presupuesto sin compromiso y con total confidencialidad. https://gabinetedeestudios.com/presupuestos/
Lunes a Jueves de 09:00 a 20:00. Viernes de 9:00 a 18:00.
[email protected]+34 910 052 581+34 678 371 052
× ¿Cómo puedo ayudarte?