ClickCease

Trabajo de Fin de Máster: Primeros pasos

Puntúa este post

La elección del tema del trabajo de fin de máster (TFM) realmente es una tarea complicada. Es cierto que, para algunas personas, puede ser fácil si tienen claro desde hace tiempo lo que quieren investigar, en cambio, en otros casos es un obstáculo bastante grande que se nos cruza nada más empezar. Si te encuentras en el grupo de los segundos, no te desesperes y tómate un tiempo hasta dar con un tema que te acomode, para que estés motivado durante todo el TFM.

A continuación, vamos a presentarte ciertas técnicas que quizá te ayuden con la búsqueda de tu tema. Son métodos convencionales, pero eficaces, para que indagues hasta llegar a esa temática que de verdad te inquieta:

  1. Ponte un día a pensar en lo que te gusta y empieza a escribir para llegar a algo específico.
  2. Lee catálogos, libros o índices de revistas sobre el campo de investigación general que te interesa.
  3. Si te da igual qué tipo de tema escoger, y no tienes preferencia entre unos u otros, lee manuales, enciclopedias, diccionarios… etc. De esta manera podrás extraer o rescatar ideas para orientarte por un camino o por otro.
  4. Infórmate de los temas sobre los que tus compañeros van a hacer el TFM. Tal vez, pueda ayudarte a descubrir algo que no sabías que te podía interesar.
  5. Busca información por internet, en cualquier buscador o web que sea de tu interés y que tenga que ver con la carrera universitaria que has estudiado. De ahí, podrás intentar desatar una tomenta de ideas.
  6. También existen programaciones detalladas que te darán listas de temas y subtemas de todo lo que quieras investigar para que te sea más fácil elegir.

Lo primordial que debes en mente es la necesidad de elegir una temática que de verdad te interese, para poder seguir la investigación sin cansarte o aburrirte. Pasarás muchas horas haciendo el TFM por lo que tiene que ser realmente motivador.

Todo estudiante pasa por algunos momentos destacables en su vida académica, el primero es al elegir qué máster cursará, y posiblemente el siguiente, cuando cerca de acabar debe elegir el tema de su TFM.

Cómo iniciar el TFM

Oficialmente, el trabajo fin de máster comienza cuando se registra (paso imprescindible y que mucha gente desconoce!!!). En ese momento ya puedes dar por iniciado el proceso de redacción del mismo. También en ese momento, tendrás oficialmente un tutor/a o director/a para guiarte y acompañarte hasta el final.

El tutor del trabajo de fin de máster

En casi todos los programas de estudio se exige que un director te acompañe a lo largo de la elaboración del TFM. Si es tu caso, esta persona será el director/a de tu trabajo y normalmente será un profesor del máster que está categorizado como doctor.  Tu director tendrá las siguientes funciones:

  1. Te deberá orientar durante la realización del mismo en cuestiones relacionadas con la estructura del tema, así como el enfoque que vais a darle y garantizar que los objetivos fijados sean alcanzados en el plazo previsto. Además, autorizará la presentación y la defensa ante el tribunal.
  2. Otro dato a tener en cuenta, es que el director del TFM puede ser igual, o no, que el tutor asignado al investigador. Si es diferente y el estudiante no está conforme, siempre se podrá solicitar el cambio de tutor.
  3. Si el trabajo lo requiere, se podrá tener hasta a dos profesores del máster para un mismo alumno. Esta circunstancia deberá indicarse en la documentación del TFM, aunque habrá que indicar cuál de los dos es el director principal, y cual es el codirector.

Después de tener claro cómo funciona el sistema de la dirección del TFM, es el momento de comenzar a pensar en el tema de tu investigación.

La elección del tema del trabajo de fin de máster

Como decíamos antes, es de vital importancia que la elección del tema sea totalmente personal y del gusto del investigador. Esta persona tiene que informarse, reflexionar, ordenar y relacionar todos los datos que va consiguiendo y, después, tomar la decisión de elegir el tema. Seguramente, sólo para escoger la temática de tu TFM vas a estar horas y horas, hasta que des con la que te motive. No es conveniente la actitud pasiva de quien espera que sea el director del TFM o el equipo de profesores quienes te resuelvan el problema proponiéndote un tema. Esto casi siempre será un error porque te van a ofrecer lo que les interesa a ellos y no realmente a ti, que es quien tiene que elaborar el trabajo.

Un trabajo de fin de máster exige tiempo y mucho esfuerzo. Por eso, es vital que el investigador se sienta a gusto con su tema del TFM. Influyen varios factores que te vamos a contar para que los tengas en cuenta:

  1. Tus propios intereses como investigador: es vital la necesidad de escoger un tema de tu gusto y no del profesor. Ve eliminando todos los que sepas que no quieres investigar e irás por el buen camino.
  2. Tus cualidades como investigador: tú te conoces más que nadie, por eso, piensa en los puntos que fuertes que tienes en el ámbito de tu estudio. Por ejemplo, si eres más dado a la instigación profunda y búsqueda de fuentes plantea un trabajo de recopilación de puntos de vista sobre un tema; si por contra te va más sacar tus propias conclusiones, planea algo con más trabajo de campo o  tipo experimental.
  3. El acceso a las fuentes: las fuentes son un pilar fundamental en todo TFM, por eso, elige un tema que te ofrezca amplias fuentes y no sean un trabajo imposible llegar a ellas. Una duda que puede asaltar al investigador es priorizar sus intereses intelectuales y saber diferenciar la vocación de la facilidad del uso de las fuentes. La tentación es fuerte cuando se dispone de excelentes bibliotecas especializadas cerca de tu casa o de donde vayas a realizar el trabajo.
  4. No solo importa el acceso a las fuentes, también hay que tener habilidad para manejarlas y saber utilizarlas. Esto lo decimos porque hay documentos sencillos que todo el mundo sabe interpretar y acoplarlos en su investigación. En cambio, hay otros tantos, de mucha más complejidad que requieren de práctica o estudio antes de saber interpretarlos y aprovecharlos para el TFM.
  5. No pienses que, porque hayas empezado el TFM, no puedes cambiar de tema. A veces, un cambio a tiempo es una victoria.

Ten en cuenta estos cinco puntos y detente a pensar el tiempo que necesites sobre qué tema escoger.

¿Se debe diferenciar el campo, el tema y el título del TFM?

¿Es correcto distinguir entre campo, tema y el título del trabajo de fin de máster? No hay una respuesta clara. Todo depende del investigador y de su director, por eso, es mejor que siempre preguntes a la persona que va a darte el apoyo que necesitas en este tiempo de investigación y te fíes de su criterio. Hay algunas que prefieren que trabajes sobre un título previamente definido, en cambio otras te dirán que investigues y le des el broche final al TFM, con el título.

Aun así, cabe la posibilidad de que el director no le proporcione al investigador un tema inicial, y le remita a un campo de lecturas no dispersas para extraer de ellas el tema definitivo. En este caso, puede existir intereses propios del director del trabajo, enviando al investigador a explorar un campo que a él mismo le interesa. Ten cuidado y no te dejes arrastrar.

Finalmente, llegar a diferenciar estos tres conceptos dependerá un poco del tema y del ámbito académico en el que te muevas, al igual que del profesor encargado en tu TFM. Te recomendamos que lo aclares antes de comenzar lo grueso de tu trabajo para que no tengas obstáculos mayores una vez iniciada la investigación.

Recogida de materiales y la lista bibliográfica inicial

Una vez que ya tengas los puntos anteriores claros, debes progresar con la redacción del TFM. El primer paso es el acopio de materiales y la ordenación de los mismos. Siempre te recomendaremos que no te quedes exclusivamente con la información que saques del ordenador. Es más, se aconseja acudir a las bibliotecas, tanto a las más nuevas como a las antiguas.

Obras generales de referencias y consulta

Los pasos del investigador por la biblioteca dependen de su preparación previa sobre el tema elegido. Si esta es escasa, tienes que comenzar por el examen de los ficheros de materias antes de pasar a los de autores. Después, tendrás que utilizar ambos ficheros para conocer los textos completos. Pero el examen de los ficheros y catálogos de una biblioteca es insuficiente a no ser que se den dos requisitos:

  1. La biblioteca es excelente y especializada en el tema de investigación.
  2. Contiene todas las obras que necesitamos para nuestra investigación.

El investigador, tiene que pasar a la consulta de obras generales de referencia. Pues, las buenas bibliotecas tienen salas de consulta de estas obras. Evidentemente, se trata de un alto volumen de libros, muchos de ellos no están, probablemente, en los fondos de la biblioteca, y que el investigador tendrá que consultar en otras salas o solicitar su adquisición, o ver si están en versión digital. No hay que escatimar esfuerzos en la búsqueda, por eso, si se te complica tu recopilación de datos en algún momento, no te frustres, es un trabajo más que vas a tener que realizar para hacer el TFM.

Las listas bibliográficas iniciales

Después de pasar unos días recogiendo información y algunos datos, los investigadores tendrán una lista bibliográfica inicial sobre la que, posteriormente, hay que trabajar. Es una lista donde tendrás que ir apoyándote en muchos momentos durante la redacción del trabajo de fin de máster. Pero no creas que esto acaba aquí, seguro que seguirás añadiendo más referencias a tu lista bibliográfica según vayas avanzando. Nosotros no te recomendamos que solo trabajes con la bibliografía inicial, pues esto es una labor que está siempre en gestación. Es muy importante que no te limites en este punto de tu TFM, recoge siempre todo el conocimiento que creas necesario y que valga la pena para continuar y mejorar el trabajo de fin de máster.

Nosotros te aconsejamos que, de la lista bibliográfica inicial, hagas dos: una que sea la de autores y la otra de materias. También, puedes ir confeccionando unas fichas de fuentes que te van a ser muy valiosas para cuando tengas la redacción del TFM, más avanzada.

El uso de las bibliotecas para hacer el TFM

En la actualidad, se ha perdido bastante el uso de las bibliotecas para conseguir información. Seguramente porque a través de los ordenadores y de las plataformas gratuitas a las que tenemos acceso, accedemos a los datos que vamos a necesitar para comenzar con el TFM. Aun así, nunca deseches la información que vas a conseguir en una biblioteca, al igual, que no deseches el tiempo que te va a ahorrar un bibliotecario para obtener un buen número de referencias y conocimientos. El bibliotecario conoce bien el lugar donde trabajar y le encanta mostrar todo lo que hay allí. Por lo que, un bibliotecario atento y experto va a ser un regalo para todo investigador.

Los servicios de una biblioteca para un investigador

Cada biblioteca posee su propia personalidad, las grandes bibliotecas tienen dependencias separadas, y cada una de ellas se destina a servicios distintos. Vamos a mostrarte los servicios ordinarios que vas a encontrar en una biblioteca ideal:

  1. Servicio de información sobre referencias, entre ellas encontrarás:
    - Catálogos de la biblioteca, tanto impresos como electrónicos.
    - Obras generales de referencias y enciclopedias.
    - Repertorios bibliográficos especializados.
    - Índices de publicaciones periódicas.
    - CD-ROM, sobre materias diversas en general y sobre los fondos de la propia biblioteca.
    - Fuentes en internet: generales, de las editoriales y distribuidoras y de las bibliotecas universitarias y de otras instituciones.
    - Microformas: reproducción de material impreso, en pequeñas imágenes, cuya lectura exige un lector que agrande considerablemente las imágenes.
    - Videoteca.
  2. Una biblioteca mediana tiene impresos los catálogos de sus fondos de publicaciones periódicas con la signatura de los volúmenes existentes de cada publicación. También, dispone de catálogos impresos de las monografías que pueden ser consultados en los ficheros. En cuanto a la base de datos digital de la propia biblioteca, suele contener catálogos tanto de las publicaciones periódicas como de las monografías. Hay que tener en cuenta lo que hay en cada uno de ellos, porque es frecuente que la base de datos de la biblioteca incorpore fondos desde una fecha determinada. En estos casos, el investigador tiene que valerse necesariamente de los catálogos impresos, siguiendo el proceso que ya se ha indicado.
  3. Una biblioteca, incluso pequeña y de escasos fondos, debe tener un buen número de obras generales de referencia y enciclopedias. Los repertorios bibliográficos, responden a las características de la biblioteca. Una biblioteca especializada, como son la de los centros universitarios, por ejemplo, debe estar provista de repertorios bibliográficos propios de su especialización.
  4. Servicio de información sobre la situación de los fondos, que pueden estar: prestados, reservados, desaparecidos, en encuadernación, en colecciones especiales y en los anaqueles de la biblioteca.
  5. Servicio de préstamo para atender a la demanda de los investigadores.

Puedes hacerte una idea de lo que te puede ayudar una biblioteca si conoces los servicios y todo lo que puede ofrecerte.

Con todas estas recomendaciones, podrás hacer frente al inicio de tu trabajo de fin de máster. De todas formas, si ves que en algún momento no puedes seguir, o directamente no tienes tiempo para elaborarlo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y haremos todo por ti. En Gabinete de estudios podrás comprar el TFM, tenemos un amplio equipo de profesionales, especializados en la redacción de TFM, de cualquier temática.

¿Necesitas ayuda?

Cuéntanos qué te pasa y en breve nos pondremos en contacto contigo para ayudarte en lo que necesites. Si lo prefieres, puedes llamarnos al 678 371 052.
Lunes a Jueves de 9:00 a 20:00h.
Viernes de 9:00 a 18:00h.
[email protected](+34) 910 052 581(+34) 678 371 052
× WhatsApp