ClickCease

La Tesis: definición y cómo hacer el marco teórico

Puntúa este post

Como bien sabes, la tesis es un trabajo de investigación que tiene que ser totalmente original y exclusivo. Se realiza, sobre un tema que está relacionado con el grado y/o postgrado que hayas realizado en los años anteriores y, aunque no es obligatorio, lo normal es que pertenezca a la misma área académica de estudio. No cabe duda de que los trabajos de investigación se están imponiendo en todos los planes de estudio de posgrado. Hace pocos años, en España, no existían este tipo de investigaciones y tenías que salir fuera del país para hacer un máster donde sí que te solicitaban algo similar. Como sabemos, desde la entrada en vigor del Plan Bolonia, todo esto ha cambiado.

Hoy en día, las tesis doctorales o los trabajos de investigación son una parte más de todos los grados y postgrados y, por supuesto, de los doctorados.

Son dos características fundamentales las que constituye cualquier Tesis Doctoral:

  1. Debe tratarse de un trabajo totalmente inédito y;
  2. Debe ser completamente original en su elaboración. En cuanto a original, aclaramos dos aspectos: por un lado, que tienes que ser el autor/a de ese estudio, y por otro, que tiene que aportar algo nuevo, es decir, que sea novedoso dentro del área académica en la que se encuentra.

En muchas ocasiones sucede que no se cumple alguno de estos requisitos y el tribunal al que vas a tener que presentarle tu trabajo puede acusarte de poco original o directamente de plagio (más o menos voluntario). Sea cual sea tu especialidad, ten en cuenta que según la universidad sólo admitirán entre un 20% y 25% de contenido no original para poder aprobar. Este contenido deben ser citas, tablas de datos, etc... y siempre atribuyendo la autoría correspondiente en cada caso. La finalidad es que la tesis sea una reformulación de un trabajo anteriormente editado pero, sobre todo, que pueda ir más allá, evitando de esta manera cualquier acusación de copia o plagio.

No obstante, es difícil que la tesis llegue a ser un trabajo al 100% original, dado que la persona que lo realiza normalmente no está del todo capacitada, ni con la madurez intelectual necesaria para abordar un trabajo de este nivel. Por lo que, habría que exigir que la tesis fuera más reflexiva, que contenga comentarios y anotaciones del autor/a que lo ha hecho y no se limite a simplemente exponer una colección de ideas de otros.

En este artículo, desde Gabinete de Estudios queremos hablarte de las Tesis Doctorales, para que sepas cómo comenzar y como seguir, aumentando así la posibilidad de que obtengas los resultados que esperas. Si aun te surgen dudas, con nosotros podrás encontrar un tutor que te ayude con tu tesis doctoral libre de plagio.

¿Qué tipos de tesis existen?

A continuación, vamos a explicarte brevemente los tipos de tesis por los que puedes decantarte cuando vayas a realizar la tuya.

Tesis Generalista vs Tesis Específica

Como bien dice su nombre, la tesis generalista trata sobre un tema general y, si está bien hecha, con el tiempo se convertirá en el punto de referencia para posteriores especialistas. Como consecuencia, la tesis específica aborda un tema en particular y muy definido. Garantizarás tu éxito, si tratas un tema que no se haya investigado a día de hoy.

Estos dos tipos de tesis tienen sus ventajas y desventajas, y optar por una u otra depende del objetivo al que quiera llegar el investigador. Te explicamos los más comunes:

  1. En cuanto a la tesis generalista, el gran pro o ventaja es que todo investigador que la aborde se va a enriquecer en todo momento, porque contará con una gran formación sobre ese tema. En ese sentido es muy fácil comenzar y avanzar en muchas direcciones. Sin embargo tenemos tres inconvenientes que se pueden apreciar claramente:
    1. El riesgo de que no llegues a aportar nada nuevo sobre esa temática porque ya está bastante estudiado o investigado.
    2. Lo difícil que es abarcar y leer una bibliografía tan amplia.
    3. La exposición que se tiene que realizar en el tribunal al enfrentarse a las preguntas en cuestión.
  2. La tesis específica, por su parte, tiene dos ventajas principales que son la mayor cantidad de fuentes especializadas que vas a encontrar cuando estés dentro de la investigación, y, la posibilidad de tener un gran dominio sobre un tema en concreto llegando a convertirte en una persona verdaderamente experta. Además, cuando estés delante del tribunal, no podrán realizarte preguntas difíciles porque tendrás todo bien atado y seguramente sabrás mucho más que ellos. Eso sí, si en una tesis específica, tratas sobre un tema novedoso, deberás hablar en primera persona y aportar todos los datos y reflexiones que hayas obtenido. Este, puede ser, el único inconveniente que podemos verle.

Como puedes ver, tienes que tener claro cuál de las dos quieres realizar para saber a lo que te vas a enfrentar en los próximos meses. Aun así, vamos a seguir dándote opciones.

Tesis compiladora y Tesis de autor

Ahora, vamos a presentarte la tesis de tipo compiladora puesto que son algo más profundas que las anteriores. En este caso, tendrás que aportar todas (o muchas) las doctrinas habidas en la tradición histórica de la temática y llegar hasta el día de hoy. En cambio, la tesis de autor sigue el objetivo de aportar algo nuevo, una teoría novedosa que sea importante y primordial para el presente y el futuro, no trata de compilar las informaciones de todos los años atrás sino abordar la misma ciencia desde un punto de vista innovador.

Si el tema que has escogido es un tanto conflictivo y se contemplan opiniones de todo tipo e incluso contradictorias, puedes decantarte por la tesis compiladora. Esta opción tiene un cierto parecido a la generalista, por lo que puedes mezclar las dos y hacer una tesis compiladora que además sea generalista.

Por su parte, la tesis de autor suele resultar un tanto más fácil, porque tiene la sencillez de compilar informaciones y aportaciones personales críticas de un tema que ya está estudiado. Lo único primordial, es que tendrás que hacerte un experto en ese tema, y eso mismo es su mayor dificultad.

Tesis con paja y Tesis al grano

Para que engañarnos, la tesis con paja es aquella de largos capítulos introductorios que versan sobre el tema que has escogido. En esta clase de estudio, el autor da todo tipo de informaciones y datos sobre la temática para después, abordar el tema en mayor o menor profundidad. Como imaginarás, dentro de su contenido se añaden informaciones y teorías que, tal vez, no sean del todo necesarias o incluso el autor se las podría haber ahorrado. Eso sí, cabe aclarar que no hay que confundirla con la tesis de grandes dimensiones, puesto que esta toca el tema y lo sobredimensiona "artificialmente".

Cuando hablamos de tesis al grano, nos referimos a todo lo contrario a la antes mencionada. Si eliges esta opción, irás directamente al tema y cada palabra tendrá fundamentos de peso para estar en ese papel escrita. No analiza ni precedentes ni doctrina y casi no tiene bibliografía.

Como has podido comprobar, son dos tipos de investigaciones diferentes. Tenemos que aclararte que, esta última, no es muy recomendable realizarla puesto que es muy difícil que un investigador llegue a la formación autodidacta necesaria para poder parir una tesis de ese estilo y, además, encontrar o descubrir un tema de esas dimensiones.

Tesis revisionista y tesis novedosa

La tesis revisionista, pone en cuestión el proceso o los resultados de una tesis que ya está adecuadamente aprobada y aceptada, todo lo contrario que la tesis novedosa que, como su propio nombre indica, opta por un tema que no tiene precedentes y su punto fuerte y principal es la novedad. Este tipo de trabajo es muy cómodo porque existen materiales a los que el investigador puede someter a crítica consiguiendo así mucho contenido a poco coste.

En cuanto a la tesis novedosa, es una de las que más trabajo da ya que aborda una investigación en la que está todo por hacer. Precisamente por ese motivo, que exige una buena dosis de imaginación y aptitud creativa y requiere un esfuerzo mayor a todas las demás.

Tesis de investigación pura y tesis de aplicación

La tesis de investigación es diferente a todas las que te hemos ido mostrando anteriormente porque este estudio no se preocupa de la utilidad de los resultados a obtener. Es la tesis la que aplica los conocimientos teóricos conseguidos en otras investigaciones a su campo de la realidad. Este modelo de tesis se extendió y sigue siendo muy popular en las ciencias sociales, porque en este ámbito académico caben estudios teóricos y aplicados. Tiene varias características:

  1. Cuando un investigador comienza a realizar una tesis de investigación pura, necesita ser conocedor del campo de investigación que va a tratar y tiene que avanzar sobre él.
  2. Es una tesis de una dificultad mayor puesto que deberían hacerla personas que ya tienen un poco de experiencia en realizar trabajos de este nivel, o personas que sepan muy, muy bien, sobre tema que van a hablar y puedan sacarle el mayor partido.
  3. Tendrá una bibliografía menor.

Sobre las tesis de aplicación no se les ve claramente el horizonte de su eficacia. Pero esto no quiere decir, que no sirvan para nada o que se deseche el estudio, sino que tiene un mayor riesgo de inutilidad.

Entonces… ¿Qué tipo de tesis puedo elegir?

Ahora que ya conoces todas las tesis que existen, puedes valorar cuál es la más adecuada para ti según tus conocimientos y experiencia previa. También has visto los pros y contras de todas ellas, así que, según el tema que hayas elegido, podrás decantarte por una o por otra. Si sigues teniendo dudas, y no sabes qué tema escoger, puedes consultarnos y nosotros te ayudaremos. No olvides, que podemos ayudarte con cualquier parte del trabajo de investigación, así como con proyecto entero o simplemente orientarte más allá de lo que lo hacen en tu universidad, que muchas veces es insuficiente.

El proyecto de la tesis

Cuando alguien tiene que abarcar o comenzar una tesis doctoral que le va a llevar a conseguir un doctorado, es normal entre los investigadores surja la preocupación e incluso se desesperen por este ejercicio tan prolongado. Uno de los primeros temores es la elección del tema, porque es fundamental y porque es de lo primero que deberás resolver. Si te equivocas en este punto, todo va a ir mal y pagarás las consecuencias durante años. Ten en mente que la prioridad es el tema y tendrás que pasar horas y horas investigando y buscando información relacionada, por lo que, si no te gusta o no te motiva, acabarás por no hacer el trabajo de manera correcta. Así pues, te adelantamos las partes esenciales sobre las que tendrás que meditar antes de comenzar con la tesis:

  1. Tema de investigación: Como ya sabes, esto se refiere al objeto central de la investigación y sobre él se van a formular los objetivos e hipótesis.
  2. Los objetivos de la tesis: investigarás para alcanzarlos. Aquí depende del investigador optar por un número reducido de objetivos o, de lo contrario, ser más exigente y entrar a fondo por un abanico bastante amplio de los mismos. Eso sí, para quienes estén pensando en abarcar cuantos más objetivos mejor, es necesario tenerlos claros antes de iniciar la investigación. También es muy probable que en el transcurso de la misma surjan nuevas reflexiones y nuevos objetivos que nos obligarán a reencauzar todos los planes.
  3. Las hipótesis y las variables: En este caso, la hipótesis es el conjunto de interrogantes para las que el investigador pretende encontrar una solución. Normalmente será una. Es el motivo del trabajo y la guía que inspira y conduce el proceso. La hipótesis suele tener una serie de características:
  • Debe estar relacionada con las hipótesis anteriores sobre el mismo tema de investigación.
  • La claridad en la formulación y la adecuación al campo de investigación.
  • La formulación honesta y no tendenciosa, de manera que no suponga dejar fuera aspectos necesarios.
  • La verificabilidad, puesto que la hipótesis se formula para ser constatada posteriormente por quien lo crea necesario.
  • La generalización, que implica que los resultados de la investigación puedan extenderse más allá de la concreción de los propios datos de la investigación realizada.
  1. La metodología: La metodología es el proceso en fases de la investigación. Un concepto muy relacionado es el de cronograma de la investigación, que nos mostrará la pauta temporal a seguir.
  2. La temida bibliografía es una de las partes que atraganta a muchos estudiantes. Podría parecer excesivo pedir en los proyectos una bibliografía a quienes se inician en un trabajo así pero realmente es de vital importancia. Deberás recoger toda la colección de obras importantes sobre el tema del proyecto que puedes extraer de las obras generales y manuales, de artículos, de webs, etc.

Con todos estos puntos ya podrás tener una idea de qué tipo de tesis vas a abordar y de qué manera comenzarla. Recuerda que nosotros tenemos un equipo profesional de profesores que llevan muchos años redactando trabajos universitarios de este nivel, al igual que TFM y TFG. Si necesitas algo en cualquier momento, puedes llamarnos o escribirnos sin ningún tipo de compromiso. ¡Gabinete de Estudios está aquí para ayudarte!

¿Necesitas ayuda?

Cuéntanos qué te pasa y en breve nos pondremos en contacto contigo para ayudarte en lo que necesites. Si lo prefieres, puedes llamarnos al 678 371 052.
Lunes a Jueves de 9:00 a 20:00h.
Viernes de 9:00 a 18:00h.
[email protected]gabinetedeestudios.com(+34) 910 052 581(+34) 678 371 052
× WhatsApp