ClickCease
Que es una bibliografía en un TFG
Una revisión bibliográfica es, básicamente, un análisis del estado de la cuestión con referencia al tema que se está tratando en nuestro trabajo. En este sentido se deben incluir aquellos conceptos e ideas fundamentales para entender y dar soporte teórico a lo que se está explicando y proponiendo en nuestra investigación. Asimismo, también resulta conveniente el realizar una somera búsqueda de trabajos similares a los realizados para, de este modo, ser conscientes de lo que ya se ha realizado y queda por realizar.

Las etapas de un TFM

No obstante, vamos a empezar este viaje en el que haremos escalas por orden cronológico, en cada una de las etapas de un trabajo académico de investigación o TFM.

1. JUSTIFICACIÓN
Un TFG o un trabajo académico de investigación conlleva tiempo y esfuerzo. Es un viaje largo y, al igual que no te irías a un viaje largo con alguien que no te caiga especialmente bien debes ser consciente de que elegir un tema que realmente te guste va a hacer que todo sea mucho más llevadero.

Sin embargo, tienes que convencer a los demás de que ese trabajo de investigación vale la pena. Un buen tema debe superar sin problema y de manera positiva estas dos preguntas:

- ¿Por qué quiero hablar sobre esto? Subjetivamente te tiene que encantar pero objetivamente debe aportar algo a tu disciplina.
- ¿Es importante? ¿Es innovador? En la mayoría de los casos un buen trabajo será innovador porque aportará un nuevo punto de vista válido y útil, por lo tanto, será importante.

2. RECOPILACIÓN BIBLIOGRAFÍA
Lo que te cuentan normalmente: Hay muchas formas de buscar información libros e información tanto de forma analógica (ir a librerías especializadas, bibliotecas universitarias…) y la forma digital, es decir, usar buscadores como Google Schoolar, bases de datos especializadas y bucear en los catálogos online de las bibliotecas.

Lo que no te cuentan normalmente: Calidad mejor que cantidad. No hace falta que recargues tus trabajos académicos con muchísima bibliografía, es mejor construir una buena estructura con menos fuentes pero que se relacionen entre sí muy bien.

Tira del Hilo: Fuentes que citan a otras fuentes. Siempre que leas una obra que te resulte útil para tu trabajo debes leer su bibliografía. En el 90% de los casos encontrarás otra fuente de calidad.

Exclusión y selección de la bibliografía: Las fuentes más importantes se caracterizan por su relevancia y calidad y es a esas a las que tienes que dar prioridad a la hora de construir tu bibliografía, sin embargo, no te olvides de que, en ocasiones, para dar perspectiva de la época o el entorno del estudio que estás llevando a cabo hace falta consultar otras fuentes como pueden ser bibliografías, diarios, revistas, libros sobre historia, etc…Esto hará que tu trabajo sea más completo y profesional.

3. RECOPILAR INFORMACIÓN.
A simple vista este es el paso más sencillo porque, sea cual sea tu tema, vas a encontrar MUCHÍSIMA información al respecto, ¿verdad?

Esto es cierto, pero no siempre es una ventaja, desde un ordenador o cualquier dispositivo con conexión a internet se puede hacer una sencilla búsqueda que nos va a dar una cantidad de información y resultados inabarcables. Tenemos aquí un problema, pero también tenemos muchas soluciones.

Estos son algunos de nuestros consejos más simples para acotar información y quedarnos con la realmente importante:

- Tu trabajo académico es un sitio muy exclusivo. Tu investigación o TFG es un palco o la zona VIP del sitio más popular de la ciudad, deja pasar sólo a los grandes. Es decir, coge a los autores y las autoras más relevantes.
- Mantente informado/a. Puede que hace poco se haya publicado una nueva perspectiva sobre el tema del que tú vas a hablar. No hace falta que rehagas tu trabajo o te adaptes completamente a esta reciente publicación, una simple mención hará saber a la persona o personas que lo corrijan que estás al día en el tema.
- No menosprecies fuentes de información. Este consejo se aplica, sobretodo, si el tema de tu trabajo académico trata de algo muy reciente o de actualidad. Por ejemplo, si tu tema elegido ha sido Los youtubers y la adaptación a las nuevas tecnologías no dudes en incorporar fuentes no muy convencionales como blogs, videos de youtube…
- Tus fuentes deben tener conversaciones. ¿Qué quiero decir con esto? Vale, allá vamos, imagina que intentas construir una casa pero, en lugar de poner los ladrillos apoyados encima unos de otros decides que vas a dejar grandes huecos entre medias. Te será imposible construir una estructura cerrada. Bien, eso ocurre a menudo cuando al redactar un trabajo académico no establecemos relaciones entre nuestras fuentes. ¿Cómo establecer relaciones? Puedes establecer relaciones de apoyo (este autor apoyaba lo que decía este otro), de negación (esta teoría desmiente esta otra) de diálogo (un autor coge la base de una teoría y le añade su punto de vista), puedes realizar comparaciones… ¡Hay muchísimas formas de hacer que tus fuentes mantengan un dialogo entre sí!


4. REVISIÓN FINAL
Una vez que hayas finalizado tu trabajo es importante hacer revisiones, no sólo de forma individual, sino junto a tu tutor o alguna persona de confianza que pueda ayudarte.

El fin es pulir los errores más comunes que se pueden cometer y dar los últimos retoques a tu trabajo. Para que sea un trabajo lo más relajado posible es importante es tener tiempo de sobra hasta la fecha de entrega final.

5. BONUS TRACK: REFERENCIAR MIS FUENTES.
La forma de citar puede cambiar de una universidad o de unas disciplinas a otras. Sin embargo, la más utilizada es el famoso formato APA.

El formato no va a suponer un gran problema si usamos la tecnología a nuestro favor. Como último consejo aquí os dejamos una página de generación automática de bibliografía.

www.citethisforme.com

¡Esperamos que este articulo os haya sido útil!
Cupon descuento comprar tfg tfm
Lunes a Jueves de 09:00 a 20:00. Viernes de 9:00 a 18:00.
[email protected]+34 910 052 581+34 678 371 052
× ¿Cómo puedo ayudarte?